Un buen lugar para conseguir esta información es a través de Google Search Console, antes conocida como “Google Webmaster Tools”, una herramienta gratuita que te ayuda a analizar, optimizar y verificar el estado de tu sitio en los buscadores web. Te muestra todos los errores que Google encuentra cuando lee tu sitio web para que los resuelvas más rápido.

Hay numerosos estudios que afirman que las personas centran su atención más en una zona determinada de la pantalla que en otra. Estos estudios indican que nos fijamos más en la zona superior izquierda: por este motivo, el resto de elementos pasan más desapercibidos. En función de la posición que ocupe una web en la página de resultados de un motor de búsqueda, el número de clicks que recibe cambia notablemente, por ello es fundamental hacer un buen trabajo de posicionamiento.
Si ya has logrado lucirte con los contenidos, no debes creer que está todo hecho. La forma de navegarlos, de ingresar, de explorar y de comprar en tu sitio debe ser amigable para el usuario. Su recorrido debe ser fluido, sin pérdidas de tiempo, errores u obstáculos. Nadie generará confianza y reputación sobre una marca que no prioriza la experiencia del usuario en su sitio.
×