SEO es un término muy utilizado en el mundo de internet. Responde a las siglas de Search Engine Optimization (Optimización para motores de búsqueda) y podemos definirlo como un conjunto de técnicas destinadas a conseguir una indexación rápida para que una página web aparezca en las primeras posiciones al realizar una consulta determinada en un buscador. El uso correcto de las técnicas SEO hace que las webs sean más amigables para los buscadores, y esto hace aumentar la visibilidad y las visitas.
Del mismo modo, no puedes olvidar enlazar tu sitio con Google Analytics, la herramienta gratuita de analítica web de Google. Es imprescindible contar con esta herramienta para analizar todo tu tráfico online y determinar tus métricas de marketing; algunas que te ayudarán a evaluar tu posicionamiento son el número de sesiones, el tráfico por canal, los usuarios nuevos y recurrentes o el total de conversiones, entre otras.
También me gusta mucho testear distintos títulos cuando están los post en primera página y ver si cambia el ctr y cómo afecta al tráfico y posiciones, y también creo que es importante que los primeros enlaces de una página sean con los anchor de las búsquedas que Google nos muestra con su herramienta para esa página en concreto, porque si Google ya nos está rankeando por esa keyword será más fácil subir posiciones que si todavía no hay tráfico por esa palabra en concreto.

Si ya has logrado lucirte con los contenidos, no debes creer que está todo hecho. La forma de navegarlos, de ingresar, de explorar y de comprar en tu sitio debe ser amigable para el usuario. Su recorrido debe ser fluido, sin pérdidas de tiempo, errores u obstáculos. Nadie generará confianza y reputación sobre una marca que no prioriza la experiencia del usuario en su sitio.
×