Si ya has logrado lucirte con los contenidos, no debes creer que está todo hecho. La forma de navegarlos, de ingresar, de explorar y de comprar en tu sitio debe ser amigable para el usuario. Su recorrido debe ser fluido, sin pérdidas de tiempo, errores u obstáculos. Nadie generará confianza y reputación sobre una marca que no prioriza la experiencia del usuario en su sitio.
×