SEO on page. La primera parte, y por la que habitualmente se suele empezar, es la optimización del propio site, ya que es de vital importancia que este sea adecuado a lo que demandan los usuarios y los buscadores para poder ir escalando posiciones en ellos. Para trabajar correctamente el SEO on page es necesario tener en cuenta ciertas variables que influyen en que tu web esté correctamente optimizada. Así, hay que realizar un análisis previo de palabras clave para saber qué keywords emplear, tanto en títulos y en subtítulos como en el contenido y, cómo no, en las URL. El tiempo de carga también hay que trabajarlo, así como esforzarse por mejorar la experiencia del usuario. Y, por último, no te olvides de la optimización del código.
Otro factor para tener en cuenta es el tiempo de carga, puesto que es importante para el SEO. Cuanto más rápido sea el sitio, más fácil será visitar e indexar una página. Las imágenes influyen en el tiempo que se carga un sitio web, especialmente cuando se carga una imagen grande y se muestra muy pequeña, como usar una imagen de 2500 × 1500 píxeles y mostrarla a un tamaño de 250 × 150 píxeles. Aquí lo ideal es escalar la imagen al tamaño que quieras mostrarla.
SEO off page. Si bien es cierto que el SEO on page es fundamental, la parte off page cada vez va ganando más terreno e importancia, por lo que no debes descuidarla en absoluto. Esta parte del posicionamiento orgánico se encarga de trabajar más allá de tu propia página web. ¿Cómo? Primero, consiguiendo enlaces que apunten a tu página web, donde la calidad es preferible a la cantidad. Además de esto debes trabajar la autoridad en redes sociales, gestionar menciones en medios locales y esforzarte por conseguir un buen CTR en los resultados del motor de búsqueda.
El buscador de Google es líder en consultas de usuarios con más del 85% de la cuota de mercado, muy por encima del resto de competidores. Se estima que la página web que ocupa la primera posición en el buscador de Google, puede recibir entre el 30 y el 50% de las visitas provenientes de la palabra clave elegida por el usuario. El porcentaje de visitas disminuye gradualmente en las posiciones siguientes hasta el 1% de la posición 10 en Google.
Si ya has logrado lucirte con los contenidos, no debes creer que está todo hecho. La forma de navegarlos, de ingresar, de explorar y de comprar en tu sitio debe ser amigable para el usuario. Su recorrido debe ser fluido, sin pérdidas de tiempo, errores u obstáculos. Nadie generará confianza y reputación sobre una marca que no prioriza la experiencia del usuario en su sitio. 
×